header_academy_v2

Así puedes hacer una matriz de riesgos para tu empresa

by Mónica María Jiménez, on diciembre 03, 2020

h_matriz_de_riesgos_para_tu_empresaLa matriz de riesgos permite a las empresas valorar y controlar las situaciones de riesgo identificadas que pueden presentarse. Te contamos qué debes tener en cuenta para hacerla.

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, número de empleados o  industria a la que pertenezcan, están expuestas a riesgos que pueden afectar su  operación, reputación e incluso, la continuidad de su negocio. Por esto es importante contar con una matriz de riesgos que permita visualizarlos, cuantificarlos y controlarlos, transferirlos o mitigarlos y que sirva para la toma de decisiones. 

¿Qué es una matriz de riesgos?

Es una herramienta de gran utilidad para gestionar y controlar los riesgos (amenazas y  vulnerabilidades) que pueden presentarse en la operación, en la implementación de  servicios, en seguridad o en cualquier otro proceso de la empresa. Contar con esta matriz también ayuda a los directivos y al personal encargado a tomar decisiones más rápido sobre cómo actuar para hacerle frente a los riesgos que tienen mayor probabilidad de ocurrir y de impactar en la operación.

¿Cómo hacer una matriz de riesgos?

Antes de hacer una matriz de riesgos es importante que definas un marco de referencia o metodología para la gestión de riesgos, por ejemplo, la norma ISO 31000 o el marco COSO

Una vez que definas esto y hayas identificado los riesgos de tu empresa, ten presente los siguientes pasos para hacer e implementar tu matriz de riesgos:

1. Prioriza los riesgos identificados en los diferentes procesos de la empresa, ten en cuenta el alcance y el contexto. Algunos de los riesgos que puedes haber identificado, por ejemplo, son:

  • Catástrofes naturales como terremotos, inundaciones, incendios.
  • Interrupción en el suministro de materias primas.
  • Fuga de datos o interrupción de la infraestructura tecnológica.
  • Daños en equipos fundamentales para la operación.
  • Fallas en el suministro de servicios públicos.
  • Incumplimiento del marco legal.
  • Delitos informáticos, ciberataques.
  • Multas y sanciones.
  • Aumento de la actividad delictiva en el área de operación o actividad delictiva  contra la empresa.
  •  Falta de seguros adecuados frente a posibles daños.
  •  Alta rotación de talento humano.
  •  Accidentes laborales.
  • Crisis económicas, sociales o de salud (caso pandemias).

Ten presente que los riesgos que identifiques y priorices deben estar relacionados con tu industria, tu entorno y tus procesos.

2. Evalúa tanto la frecuencia o probabilidad de ocurrencia de cada uno de los riesgos, así como el impacto o las consecuencias que tendrán. Para hacerlo considera estas clasificaciones:

Frecuencia Impacto
1. Improbable 1. Insignificante
2. Posible 2. Menor
3. Ocasional 3. Moderado
4. Probable 4. Mayor
5. Frecuente 5. Catastrófico

 

Pongamos un ejemplo: una empresa que se dedica a la fabricación y comercialización de sillas, escritorios y mesas para oficinas y espacios sociales, identifica entre sus principales riesgos el daño de uno o varios de sus equipos para el corte de madera y otros materiales.

A este riesgo le da una clasificación de probable en la frecuencia (4) y de catastrófico en el impacto (5) porque si se materializa el daño, que puede ocurrir por un uso excesivo del equipo, una manipulación incorrecta, un corte repentino de luz o cualquier otra causa, el personal que trabaja con ese equipo dejará de hacerlo hasta que haya una solución. 

Y esto generará retrasos en todo el proceso de la fabricación y ensamblaje del mobiliario. Además, si el daño no se arregla en el menor tiempo posible, va a causar impactos en la entrega y comercialización de los productos.

Así como con este riesgo, que es inherente (tiene una frecuencia y un impacto), esta misma empresa puede tener otros riesgos: accidentes laborales, fallas en el suministro de servicios públicos, ataques a sus sistemas  informáticos, etc. y a todos debe definirles una frecuencia y un impacto.

Independiente de cuántos y cuáles sean, la clave está en incluirlos en la matriz y valorarlos correctamente para saber cuáles son los más críticos para la operación y continuidad y que en el caso de ocurrir, se puedan implementar controles que ayuden a mitigarlo. 

Cuando a un riesgo inherente se le aplican controles, ya es considerado como un riesgo residual.

3. Representa gráficamente todos los riesgos que has valorado previamente. La mejor forma de hacerlo es en un mapa como el siguiente y utilizando los colores verde, amarillo, naranja y rojo, esto te facilitará su visualización y te ayudará a tener claridad de cuáles son los riesgos más críticos para tu empresa.

 Así podrá gestionarlos de manera clara y llevar a cabo acciones para prevenirlos o mitigarlos. 

grafica_matriz_de_riesgos

En el siguiente vídeo puedes ver fácilmente cómo crear la matriz de riesgos de tu empresa con una herramienta tecnológica como nuestro software Pirani Riskment Suite:

 

Recomendaciones para gestionar tu matriz de riesgos

El uso de colores en la matriz de riesgos te ayuda a entender el tipo de riesgo al que puede enfrentarse tu empresa y a tomar decisiones para contrarrestar su impacto: 

  • A las casillas verdes, si bien no indican alarma, es importante que hacerles monitoreo y analizarlas periódicamente para comprobar que todo sigue en orden. 
  • A las casillas amarillas y naranjas préstales atención para evitar futuras sorpresas en la operación. 
  • A las casillas rojas impleméntales controles y planes de acción que te ayuden a mitigar su probabilidad de materialización o, en caso de darse, su impacto. 

Ahora que ya conoces esto, te invitamos a ponerlo en práctica en tu organización, y una manera simple de hacerlo es a través de soluciones tecnológicas como Pirani Riskment Suite, una herramienta diseñada para que puedas hacer tú mismo la matriz de riesgos, sin depender de nadie, y en pocos minutos, además, para que registres procesos, riesgos y controles fácilmente. Comienza gratis ahora.

Recuerda que gestionar de manera adecuada y consciente los riesgos de tu empresa, te ayuda a garantizar el cumplimiento de la normativa y a asegurar la continuidad y sostenibilidad de tu negocio.

Topics:Gestión de riesgosCumplimiento normativoFrecuencia e impactoMatriz de riesgos

Sobre el Blog

Infórmate sobre todo lo que necesitas saber sobre la gestión integral de riesgos y la prevención del fraude LAFT

Nueva llamada a la acción