orm_icon

 

Gestión de riesgos operacionales

Identifica, mide, controla y monitorea fácilmente los riesgos operativos de tu organización →
isms-icon

 

Gestión
de seguridad de la información


Garantizar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de tus activos de información →
compliance_icon-16

 

Cumplimiento
normativo


Lleva el control de todas las normativas y regulaciones que debe cumplir tu organización →
aml-17

 

Gestión de riesgos de lavado de activos

Identifica, establece controles y monitorea fácilmente los riesgos LAFT→
Banner_Gestion_riesgos_laft

Gestión de riesgos de LAFT e identificación de los ROS
Martes 09 de agosto, 10:00 a.m. GMT-5

Inscríbete gratis
header_academy_v2

Gestión de riesgos en la cadena de suministro

Por Mónica María Jiménez, en enero 19, 2022

h_cadena_suministro

Para el buen funcionamiento de una empresa, es fundamental conocer y gestionar adecuadamente los diferentes riesgos que se pueden presentar a lo largo de la cadena de suministro. Hacerlo permite disminuir la probabilidad de que ocurran así como el impacto que tendrían. 

En este artículo te contamos por qué es importante la gestión de riesgos en la cadena de suministro, qué aspectos se deben tener en cuenta para llevar a cabo este proceso y algunas recomendaciones para hacerlo de manera eficiente y efectiva. 

¿Por qué es importante gestionar los riesgos en la cadena de suministro?

Debido a la globalización, así como a la demanda y competencia en el mercado, las empresas cada vez más establecen relaciones comerciales con proveedores y terceros en diferentes puntos geográficos.

Si bien esto puede representar una ventaja competitiva porque, por ejemplo, les permite acceder a materias primas, tecnología y servicios de mejor calidad, también trae riesgos que es importante considerar y gestionar para poder operar con normalidad.

La cadena de suministro incluye, entre otros, a los proveedores, fabricantes, distribuidores, empresas de almacenamiento y transporte, que deben estar coordinados para lograr el cumplimiento de los objetivos. Por eso, es clave identificar en cada uno de los eslabones que la conforman los riesgos que podrían ocurrir y afectar el buen funcionamiento de la empresa. 

La gestión de riesgos en la cadena de suministro de las organizaciones, especialmente de las que su core de negocio es la producción de bienes de consumo, es decir, empresas del sector real (alimentos y bebidas, manufactura, automotriz, farmacéutica, etc.), es importante porque, entre otras ventajas, permite:

  • Estar preparados y disminuir la incertidumbre.
  • Tener mayor conocimiento y control de los proveedores.
  • Garantizar la calidad y confiabilidad de los productos.
  • Lograr una mayor eficiencia en toda la cadena.
  • Cuidar la imagen, credibilidad y reputación de la marca ante los stakeholders y comunidad en general.

¿Cómo gestionar los riesgos en la cadena de suministro?

Al igual que ocurre con los demás riesgos a los que está expuesta una empresa, para la gestión de los riesgos en la cadena de suministro, teniendo en cuenta la norma ISO 31000, se deben seguir cuatro etapas fundamentales:

1. Identificar los riesgos

Para establecer cuáles son los riesgos que hay en la cadena de suministro, es necesario conocer muy bien tanto el contexto interno como externo de la organización. A partir de esto, es posible identificar los riesgos potenciales y puede hacerse utilizando diferentes técnicas, por ejemplo, una lluvia de ideas, qué pasaría si…, u otras. 

Entre los riesgos que se deben tener en cuenta en la cadena de suministro, se destacan: 

  • Riesgos de aprovisionamiento: tienen que ver directamente con los proveedores, la disponibilidad de productos, la calidad de estos, los costos.

  • Riesgos en demanda: relacionados con retrasos en las entregas, aumento de precios, garantía.

  • Riesgos en procesos internos: se incluyen los que tienen que ver con el manejo y seguridad de la información, tecnología, inventario, manejo de finanzas, aprovechamiento de oportunidades, entre otros.

  • Riesgos en el entorno: son los que se relacionan con la incertidumbre macroeconómica y geopolítica, con los cambios en regulaciones y normativas, con fenómenos medioambientales (tormentas eléctricas, huracanes, terremotos, sequías), con acontecimientos sociales (protestas y manifestaciones ciudadanas), etc.

Estos y otros riesgos que pueden materializarse en la cadena de suministro, pueden tener grandes impactos en la operación, rendimiento y continuidad de cualquier empresa. Por eso, una vez más, la importancia de gestionarlos adecuadamente. Y una herramienta como Pirani Riskment Suite puede ayudarte a ti y a tu organización a hacer más simple este proceso.

Conoce más de Pirani Riskment Suite

2. Evaluar los riesgos

Una vez identificados los riesgos en la cadena de suministro, lo siguiente es evaluarlos, es decir, determinar de manera objetiva tanto la probabilidad de ocurrencia de cada uno de los riesgos como el impacto que podrían causar. 

Una forma de hacerlo es a través de la matriz de riesgos, en la que deben quedar reflejados los riesgos según su criticidad, que se obtiene al multiplicar su nivel de probabilidad por su nivel de riesgo. 

Cada empresa establece cuáles y cuántos son los niveles para calificar estas variables, por ejemplo, para la probabilidad se pueden manejar niveles como: poco probable, probable y muy probable; y para el impacto: bajo, medio y alto.

3. Controlar los riesgos

Después de la evaluación de los riesgos, se deben determinar los planes de acción que ayudarán a mitigar que los riesgos ocurran y si ocurren, el impacto generado, para de esta forma poder garantizar la operación y funcionamiento de la empresa.

Una de las estrategias que se pueden implementar para controlar los riesgos en la cadena de suministro es contar con un plan de continuidad que detalle cada una de las acciones a seguir en caso de materializarse un riesgo, qué debe hacer cada eslabón de la cadena y cómo reaccionar rápidamente para evitar grandes impactos. 

Este plan debe incluir información de valor sobre aspectos como: impacto en los costos, tiempo estimado de recuperación, tareas y responsables, procesos alternos, socios, entre otros. Igualmente, debe contar con el respaldo y aprobación de la alta dirección, y ser revisado periódicamente para actualizarlo si es necesario. 

Otros controles a considerar son las pólizas y seguros.

4. Monitorear los riesgos

Los riesgos están en constante cambio, por eso la gestión de estos no debe ser estática, sino también dinámica. Es importante que el área responsable realice un seguimiento continuo a los diferentes riesgos identificados en la cadena de suministro, de esta forma, se pueden controlar y además, incluir otros nuevos que antes no se habían considerado y que pueden tener grandes impactos en la operación.

Descarga una guía para implementar un sistema de gestión de riesgos, según la ISO 31000

Recomendaciones para la gestión de riesgos en la cadena de suministro

Para realizar una buena gestión de los riesgos de la cadena de suministro, además de seguir las cuatro etapas mencionadas anteriormente, se recomienda tener en cuenta estas buenas prácticas:

  • Tener planes de gestión formales y estructurados, esto implica tener claridad sobre los responsables del proceso y contar con el apoyo de las demás áreas de la empresa.
  • Verificar de forma exhaustiva los proveedores y demás terceros que hacen parte de la cadena. Es clave conocer quiénes son, hacerles una debida diligencia para evitar sorpresas que pongan en riesgo la reputación de la empresa.
  • Verificar la calidad de los productos suministrados por los proveedores, siempre teniendo en cuenta las especificaciones requeridas, así como estándares nacionales o internacionales que les aplique.
  • Revisar y aprobar documentos técnicos.
  • Tener presente que cualquier fallo en un eslabón de la cadena afecta a todos los eslabones, por ende al cumplimiento de los objetivos. Es por esto que también es necesario mantener una buena comunicación e interacción frecuente con todos los que hacen parte de la cadena, conocer qué funciona y qué no y tomar a tiempo las acciones correctivas que sean necesarias.
  • Contar con el apoyo de una herramienta tecnológica como Pirani Riskment Suite que permite hacer más simple la identificación, la evaluación, el control y el monitoreo de los riesgos. 
Nueva llamada a la acción
Inscríbete a la Escuela de Gestión de Riesgos Pirani
sagrilaft-en-colombia

Escribe tu comentario