orm_icon

 

Gestión de riesgos operacionales

Identifica, mide, controla y monitorea fácilmente los riesgos operativos de tu organización →
isms-icon

 

Gestión
de seguridad de la información


Garantizar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de tus activos de información →
compliance_icon-16

 

Cumplimiento
normativo


Lleva el control de todas las normativas y regulaciones que debe cumplir tu organización →
aml-17

 

Gestión de riesgos de lavado de activos

Identifica, establece controles y monitorea fácilmente los riesgos LAFT→
icono_auditoria

 

Auditoría

Mejora tus procesos de auditoría, apoya el cumplimiento normativo y genera valor a tu organización a través de la mejora continua →
Piraní Academy

¿Qué es el mapa de riesgos y sus 3 distintos tipos?

Por Maria Camila Arévalo, en octubre 12, 2022

como-es-un-mapa-de-riesgos-y-sus-distintos-tipos

¿Qué es un mapa de riesgo?

Un mapa de riesgo es una herramienta visual y gráfica utilizada en la gestión empresarial para identificar, evaluar y gestionar los riesgos potenciales que pueden afectar a una organización, un proyecto o una comunidad. Este mapa es una representación gráfica de los riesgos identificados, en la cual se puede ver el impacto y probabilidad de ocurrencia que podrían tener. 

El objetivo de este gráfico tan usado en la administración de riesgos, es proporcionar una visión clara e integral de los riesgos a los que está expuesta la organización permitiendo a las organizaciones y comunidades tomar decisiones informadas, implementar medidas para prevenir y  mitigar los riesgos y mejorar la gestión de los mismos. 

 

¿Para qué sirve el mapa de riesgos?

Un mapa de riesgos es una herramienta vital para la gestión proactiva y efectiva de los riesgos ya que ayuda a las organizaciones a garantizar su continuidad, sostenibilidad y éxito a lo largo del tiempo. Los principales propósitos de  una mapa de riesgos son: 

  • Identificación de riesgos: Permite identificar y analizar los riesgos potenciales a los que se enfrenta una organización o proyecto en sus áreas operativas, su entorno , regulaciones y más. 
  •  Evaluación de riesgos: Facilita la priorización y evaluación a priorizar de los riesgos en base a su probabilidad de ocurrencia y su impacto, lo que permite enfocar los recursos en los riesgos más críticos. 
  • Toma de decisiones informadas: Proporciona una representación visual, clara y significativa de los riesgos, lo que permite tomar decisiones informadas sobre estrategias de prevención, mitigación y gestión efectiva. 
  • Cumplimiento normativo: Contribuye al cumplimiento de los requisitos legales y normativos a nivel nacional e internacional, ya que al abordar los riesgos laborales, ambientales o de otro tipo que puedan afectar la conformidad con las regulaciones.
  • Monitoreo y análisis: Permite darle seguimiento y monitoreo a la gestión de los riesgos de forma fácil y rápida, para así generar análisis de forma eficiente y oportuna.

Además, tiene otros propósitos como facilitar la comunicación efectiva y la transparencia en la organización, fomentar la cultura de riesgos y desarrollar planes de contingencia y estrategias para enfrentar la crisis o eventos inesperados que puedan afectar a los objetivos estratégicos de la organización.

Con el software de gestión de riesgos Pirani podrás tener tu mapa de riesgos consignando toda la información necesaria de una manera mucho más didáctica y organizada. Por otro lado, el seguimiento será mucho más fácil de hacer, lo que facilitará que la ejecución de la estrategia sea la más adecuada, al igual que identificar si es posible colocar en marcha el plan de prevención.  

Empieza a gestionar tus riesgos gratis 

El anticiparse a sucesos que puedan ocurrir dentro de la organización contribuye a que se pueda alcanzar los objetivos estratégicos planteados y que haya una ventaja competitiva.El mapa de calor es la sección donde podrás ver el resultado de tu sistema de gestión y tomar decisiones estratégicas basadas en la evolución de tus riesgos.

“El mapa contribuye al objetivo general de supervivencia de la empresa aportando la información precisa para medir y controlar esa exposición, y poner en práctica un modelo de gestión proactiva del riesgo. La finalidad del mapa es identificar y medir los riesgos a los que está expuesta la organización, proporcionar una visión analítica de las relaciones de causalidad subyacentes (¿Cuáles son los procesos o actividades que causan esta exposición?), y aportar una visión amplia de la exposición global de la organización”, afirman los estudiantes de la Universidad de A Coruña.

Es importante tener en cuenta que dentro del mapa de gestión de riesgos deben existir: acciones de mitigación, indicadores clave de riesgo y los controles que se definieron para cada riesgo.

¿Cuáles son los tipos de mapas de riesgo?

Se debe entender que existen tres posibles herramientas que se podrían emplear como un mapa de riesgo.

1. Mapa de factores de riesgo

También es conocido como mapa de las condiciones de trabajo, es una representación visual de los elementos, variables o condiciones que contribuyen a la aparición de riesgos dentro de una organización o un entorno especifico causando daños o desestabilización a los objetivos planteados en la compañía. En este tipo de mapa se identifican y muestra los factores que puedan desencadenar situaciones de riesgos, se hace una breve descripción de cada uno de ellos, con el fin de poder identificarlos de una manera más directa, tener una compresión más profunda de las causas y consecuencias para así crear una prevención primaria para cada uno de ellos. 

2. Mapa de los expuestos a riesgo

Es una herramienta que representa gráficamente la identificación, distribución o ubicación de las personas, activos o recursos que están expuestos a sufrir los efectos de los riesgos. Este tipo de mapa tiene como propósito evitar las consecuencias que se podrían presentar en la población que este expuesta a sufrir algún tipo de riesgo, se conoce también como mapa de las condiciones de salud de la población estudio y da la posibilidad de reconocer cuáles podrían presentarse interna o externamente. Además, ayuda a identificar poblaciones o áreas vulnerables para así priorizar las medidas de mitigación, protección y la planificación de acciones para reducir la exposición a los riesgos.

3. Mapa de daños

Este mapa es la representación visual de los posibles impactos o consecuencias que pueden resultar de la materialización de un riesgo, ya que aquí se guarda toda la información de las alternaciones que se presentan o podrían presentar. Este último tipo de mapa muestra la ubicación y la naturaleza de los efectos causados por eventos o situaciones de riesgo, lo que permite comprender mejor el impacto que estos eventos pueden tener en las personas, la infraestructura y el medio ambiente. El objetivo principal de un mapa de daños es ayudar a anticipar y prepararse para los posibles efectos adversos de los riesgos, así como planificar las acciones de respuesta y recuperación necesaria.

En conclusión, estos mapas permiten recolectar la información necesaria para continuar con el estudio, evaluación, análisis y saber cuáles riesgos son los riesgos más prioritarios que otros, sin dejar de lado la importancia que se le debe dar a cada uno de ellos.

¿Cómo hacer un mapa de riesgos? 

Crear un mapa de riesgos es un trabajo colaborativo en el cual se debe involucrar personas expertas de la organización sobre cada área o proceso en cuestión. Para realizar un mapa de riesgos efectivo sigue estos pasos: 

1. Crear un comité o equipo de riesgos
Identificar los posibles riesgos que pueden afectar a la organización es un compromiso de la alta dirección y en general de la organización, por eso se debe nombrar un comité que se comprometa con la construcción del mapa y busqué las personas especializadas en cada tema. 

2. Definir qué es un riesgo
Para recoger la información de forma acertada, se  debe definir qué es un riesgo, y hacer el análisis cuantitativo y cualitativo para unificar los criterios. Definir el riesgo ayuda a predecir las crisis que puede enfrentar la compañía y adelantarse para reducir la exposición.

3. Identificar los riesgos
Cada área de la empresa debe analizar los procesos y procedimientos para identificar los posibles riesgos inherentes a sus actividades diarias, los que se interponen en su día a día o en el desarrollo de sus estrategias para lograr sus objetivos. Se debe hacer una lista exhaustiva de los posibles riesgos que podrían afectar a tu organización, e incluir riesgos de cualquier índole como financieros, operativos, estratégicos y cualquier otro riesgo que pueda afectar el funcionamiento y los objetivos de la organización. 

4. Valorar los riesgos
Una empresa debe clasificar cada riesgo con base a la información que obtuvo en la etapa de identificación y descripción para valorarlos y establecer el nivel de riesgo. Para cada riesgo identificado, evalúa tanto la frecuencia de que ocurrencia como el impacto que tendría si se materializara. Puedes utilizar escalas de evaluación, como baja, media y alta, para calificar el impacto y utilizar improbable, ocasional, probable y muy probable para calificar la frecuencia. 

5. Matriz de priorización
Cuando el comité de riesgos clasifique las amenazas, basados en la frecuencia e impacto que podría traer cada una se deberá elaborar una matriz de priorización para establecer cuáles requieren un tratamiento inmediato. 

Para crear esta matriz utiliza herramientas visuales, como matrices de riesgos o diagramas de flujo, para representar los riesgos identificados de manera clara y comprensible. Agrupa los riesgos por categorías y muestra su relación con los distintos aspectos de tu negocio.
Aquí se analiza cada riesgo y se clasifica como alto (es muy factible que se presente), medio (factible) o bajo (muy poco factible) y se identifica el mapa con un color distinto alto (rojo), medio (amarillo) bajo (verde).
También se analiza si cada impacto puede ser interno o externo y si alto, medio o bajo para priorizarlos en ese orden. Este mapa sirve para empezar a trabajar en los riesgos más urgentes y plantear estrategias para mitigarlos o evitarlos.

 

Conversemos para despejar tus dudas

Recuerda que todos estos mapas son elementales para realizar una excelente gestión de riesgos en tu organización. ¿Conoces otros tipos de mapas de riesgos? Háznoslo saber en los comentarios. 

Escribe tu comentario